Jueves, Julio 24, 2014
   
Text Size

Site Search powered by Ajax

Sensibilización

Es importante en un recién amputado/a de MS ir sensibilizando el muñón.

Al sufrir la amputación las terminaciones nerviosas ordinarias han quedado seccionadas o modificadas, por lo que hay que reeducar el muñón sensibilizandolo para que el cerebro pueda crear un nuevo esquema corporal y sensitivo, y podamos detectar correctamente sensaciones, roces, posiciones, pesos... etc..

Es importante recordar que el muñón tiene la sensibilidad alterada. Para que no te hagas daño en la piel o en el muñón observa y examina la piel y el músculo cada poco para evitar hacer heridas sin que te des cuenta. Las primeras veces es bueno que te ayude una segunda persona para vigilar el color de la piel o su estado, y que no te lastimes por no sentir la fuerza del golpe o roce. En todo caso haz los ejercicios de forma progresiva, de menos a mas intensidad o fuerza, y parando cada poco para examinar visualmente el muñón.

A continuación te describimos algunos de los ejercicios mas recomendados:

 


1. Usamos un masajeador electrico que vibra estimulando las terminaciones nerviosas del muñón.

Con él vamos repasando y jugando con la piel y el músculo.


2. Sobre una mesa preparamos objetos de diferente dureza, como son lápices, cucharas, gomas... Con cuidado, y sin hacernos daño vamos dando golpeteos alrededor del muñón para estimular las terminaciones nerviosas.

Con la ayuda de una segunda persona puedes jugar a adivinar que objeto está usando en ese momento (sin mirarlo, claro!)


3. Hacemos lo mismo que antes, pero ahora frotamos el muñón con diferentes texturas, esponjas telas o cepillos.

Siempre con cuidado de no hacer rozaduras en la cicatriz o en el muñón, sin usar demasiada presión.


4. Envuelve el muñón con una bolsa de agua caliente (no hirviendo!) durante un par de minutos hasta estimular con el calor, y después intercambialo por una bolsa de hielo o similar, como una bolsa de guisantes congelados para sentir el contraste de frío. Aguanta con ella otros dos minutos.

Alterna y repite estas bolsas de frío y calor con cuidado de no quemarte ni abrasar la piel por excesivo frío.

No las dejes demasiado tiempo, recuerda que tus percepciones están alteradas y puede que no sientas el calor o el frío a tiempo, así que examina el muñón visualmente y no lo dejes mas de dos minutos en ningún caso.


5. Mete y remueve el muñón en una bolsa o caja con diferentes legumbres, pasta u otros productos similares para sensibilizar y estimular las terminaciones nerviosas. Intenta notar todas las diferentes texturas que rozan con el muñón.


skype de adampi cyl Canal Youtube de Adampi CyL


twitter de Adampi CyL

Acceso Socios